domingo, 6 de mayo de 2012

En mi cabeza

El que espera, desespera
el que ansia, devuelve
el que quiere, no puede
el que puede, no quiere.


Devenires de la vida, todo a contracorriente.
Cuando el destino ,con un guiño, 
brinda la oportunidad,
lo que prima en ti es la falta de ganas.

-------------------------------------------------------------

Todos lo días veo a gente que va y viene y yo, aquí estática.
Embarcan ilusiones, abandonan decepciones.
En mis días, en mi casa, conviven ambas.
a veces, la cordura es la gobernanta del día, 
en otros el choque es estruendoso. 


Mientras, tu, en lo alto, te vas...
quizás nunca has estado, quizás jamas has existido...
y yo me anclo a la tierra, presa de la realidad de mis días, de mis obligaciones,
pero mi mente y mi alma surcaran el cielo para encontrarte... algún día.

----------------------------------------------------------------

No os empeñéis en llamarme basura generacional porque yo pariré al hijo del cambio. 
De mis entrañas saldrá  la generación que cambiara el curso del río y se unirá a otros para desbordarlo y dar al futuro una tierra fértil donde sembrar ideas que crecerán protegidas y defendidas por ellos, los llamados al cambio.


Pero yo, la generación perdida, será la que con mis pechos amamante esa motivación, con mis manos tranquilice y serene el ansia, con mis pies guíe el ritmo de los hechos, con mi mente de fuerza y con mis lágrimas de valor a las criaturas que nacerán con un destino escrito; un destino que sanara mi dolor por haberme corrompido, por haberme quedado dormida.

2 comentarios:

Gala Hoogstraten dijo...

Oh no! desperdiciar el tiempo vital en estado de adormecimiento...qué forma tan cruel de deshonrar este exquisito regalo: la vida!!

Tu escrito, una maravillosa creación.

Una sonrisa y hasta pronto,
Gala
http://galahoogstraten.blogspot.com

DORIS dijo...

Es un escrito estremecedor.Me sacudió toda.
un beso